Testimonios de los Misioneros(as) de Soporte

Septiembre 23, 2010Escrito por  FS México

 

En ésta sección compartimos los sentimientos del los élderes y las hermanas que han servido o actualmente sirven dando soporte a los usuarios de todas las partes de Latino América. Esperamos que sus palabras puedan tocas su corazón...


 

Lida Elena León de Ruíz
SOY FELIZ | Septiembre 21, 2010, Trujillo, Esperanza, Perú |
“Tenía casi año y medio de servir como Consultora de Historia Familiar, lo que me motivo a prepararme y capacitarme en cuanto al uso del Nuevo FamilySearch, para ayudar a los hermanos de mi barrio y en muchas ocasiones a los de la estaca.
Un día al abrir mi correo, vi una invitación del Hno. Dulio Delgado [Gerente de FamilySearch en Sud América Noroeste] para servir en una misión de tiempo parcial, me llenó de una inmensa felicidad, sentí que el Señor me decía: "Tengo algo preparado para ti"; no sabía de que se trataba, solo sentí que debía hacerlo, no tenía nada que me lo impidiera, tenia internet, una computadora, un teléfono y sobre todo mucho deseo de ser útil, ya que por mi discapacidad, no salía de casa, mis hijos adultos estaba estudiando, y a mi esposo en el trabajo.
Sin dudarlo envié los datos personales solicitados, luego llene mi recomendación para misioneros de servicio en la iglesia de tiempo parcial. La primer semana de Agosto recibí mi llamamiento y mi placa, la misma que me fue entregada en la reunión sacramental.

En una ocasión, trabajando como misionera, luego de hacer mi oración y conectarme a los programas, sentí un fuerte impulso de abrir un documento sugerido por la líder, al estudiarlo me motivo a practicar dentro de mi propio árbol en el nuevo FamilySearch, tan pronto como termine entró una llamada de un usuario cuya consulta era referente a lo que acababa de estudiar y practicar. Sentí muy fuerte el poder del Espíritu y sabía que Él confiaba en mi para ayudar en su obra.

Sé que el Señor nunca nos manda hacer algo sin prepararnos la vía para poder cumplir, tal como nos enseña Nefi en el Libro de Mormón (1 Nefi 3:7). Soy tan feliz, que estoy solicitando a los líderes alargar mí tiempo de servicio por otro año y medio, tal y como son las normas.

Sin ninguna duda, sé que el Señor dirige esta obra, sé que los líderes son llamados para ayudarnos y que nosotros somos sus instrumentos, confía en nosotros y nos bendice grandemente
Como dijo Élder Neal A. Maxwell: “El Señor no comienza preguntándonos por nuestra habilidad, sino solo por nuestra disponibilidad y si entonces probamos nuestra confiabilidad,  Él incrementa nuestra capacidad” ”


 

Magdalena Cuanalo
UN ERROR, UNA FELICIDAD | Septiembre 8, 2010, Tijuana, Baja California Norte, México |
“Hace tiempo sentía la necesidad de aprender y trabajar en Historia Familiar así como dedicar mi tiempo libre por las tardes en algo productivo ya que mi esposo viaja mucho por su trabajo, años atrás escuche que podíamos trabajar desde nuestros hogares en Historia Familiar. En una ocasión asistí a la primera capacitación del nuevo programa en mi barrio y quede maravillada con lo que escuche, cuando salió el nuevo FamilySearch, fue realmente espectacular, me di cuenta que era muy sencillo procesar nombres para llevar al Templo.

Un día entre a la página web de la Iglesia en México y leí una entrevista que le hicieron al Hno. Rodolfo Derbez que hablaba de la Historia Familiar en México y solicitaba Misioneros y Asesores de Área, llamé al siguiente día y ahí empecé mi proceso.
Ha sido la experiencia más maravillosa de mi vida, el llamamiento más especial que he tenido y por el cual he sido más bendecida, llevó 16 meses sirviendo en la Misión y deseo seguir haciéndolo por el resto de mi vida.

He tenido varias experiencias maravillosas durante el servicio, pero la que más recuerdo es sobre un hermano que llamó de la Ciudad de México, recuerdo que ese día terminaba mi mi servicio y entró la llamada, afligido me contó lo que había hecho. Erroneamente agregó a su árbol, dentro del nuevo FamilySearch, a una persona como su abuelo ya que el nombre era muy parecido, al tiempo se dio cuenta de su error. El hermano ya habia realizado las ordenanzas y no encontraba solución a su problema, en ese momento le dí la respuesta, la cual era que debía presentarse en el Templo con la tarjeta y solicitar la anulación o cancelación de las ordenanzas por haber realizado las ordenanzas a una persona equivocada, a lo que el hermano me dijo: '¿tan sencillo?'. No lo podia creer, me comento que al siguiente iría al Templo. Le envié las instrucciones por correo y le prometí llamarle al siguiente dia por la noche cuando regresara del Templo.
Así lo hize, llame a la hora pactada. Aún recuerdo la voz entre cortada del hermano, estaba muy conmovido, le escuche llorar y me dijo: 'hermana me arreglarón el problema en el Templo muchas gracias! la proxima semana realizare las ordenanzas por mi abuelo estoy muy feliz, tenía ya más de 3 meses sufriendo por este problema, pense que ya no tenía solución'. Enseguida me pidió mi apellido y me prometio que oraría por mi todos los días, se que lo ha hecho por que lo he sentido y agradezco por la bondad del hermano.

Es para mi un privilegio servir en ésta Misión, donde desde la comodidad de mi casa, puedo prestar servicio contestando llamadas y correos a Líderes del sacerdocio, Asesores, Directores Consultores de toda América Latina, siento un gran amor por la obra de la 'Redención de los Muertos', agradezco por la oportunidad de ser un medio para muchos hermanos que solicitan ayuda.”


 

Carlos Cochegrus
INVITO A TODOS A SER MISIONEROS | Septiembre 1, 2010, Querétaro, Querétaro, México |
“Les doy mi testimonio que estamos en los últimos tiempos, y la Iglesia y sus profetas tan bien lo saben que han mandado aprovechar la tecnología para apresurar la búsqueda y unión de familias, porque sin nuestros ancestros no podremos ser salvos.
Nosotros los misioneros, somos parte de ese ejército que ayuda a limpiar el terreno para que nuestros hermanos puedan, con más facilidad, pasar por la cortina del tiempo y puedan hacer las ordenanzas salvadoras por nuestros ancestros y unir familias hasta llegar a formar el árbol de la humanidad.
Para eso el Señor ha enviado a este ejército unos ángeles muy especiales, escogidos en la pre-existencia, sí, los reservó para estos tiempos, para que pudieran aportar toda su inteligencia, habilidad, creatividad, tiempo, y diseñaran, crearan y organizaran todo este ejército; y estos ángeles son nuestros queridos Gerentes de FamilySearch, son pocos, pero son grandes. Yo estimo a cada uno de ellos por su entrega, por su amor, por su sacrificio y deseo darles las gracias por tan heróica misión que parece pasar quizás inadvertida para muchos, pero no para el Señor.
Sólo el Señor sabe cuán importante es su trabajo e invito a todos los miembros en pensar que todos deberíamos de ser Consultores de Historia Familiar, así como todos deberíamos de ser misioneros. El mundo nos necesita, necesita proteger a lo más valioso de nuestro Padre Celestial. La Familia".


 


Soraya Martínez
ESCUCHANDO AL ESPÍRITU | Agosto 28, 2010, Chilpancingo, Guerrero, México |
“Siento que ésta es una gran obra, y por lo mismo sentí el deseo de servir en ella cuando vi la oportunidad de ayudar a otros no dude ni un momento en hacerlo. Entonces envié mi solicitud para servir como Misionera de Soporte FamilySearch.

Es un trabajo de perseverancia donde he ido aprendiendo cada día, a través de este aprendizaje he tenido experiencias que me benefician a mi y a los que ayudo. Puedo sentir el espíritu cada día, y no porque estemos frente a una computadora dejamos de sentirlo.

Tuve un caso donde recibí una llamada de Rio de Janeiro, Brasil, no podía transferirla en ese momento ni cortar la llamada, así que ore a Nuestro Padre Celestial para que me ayudara en esa situación y así fue, a pesar de no hablar su idioma (portugués) pude comprender todo lo que me decía. Esto para mi fue un testimonio de que el Espíritu no nos abandona y siempre que necesitamos su ayuda en nuestro servicio la encontraremos a través de Él. Invito a todos que podamos perseverar y amar a todos, para que así pueda nacer dentro de nosotros el deseo de ayudar y que no lo sintamos como una carga.

El Padre nos da bendiciones cuando hacemos lo que Él nos manda, tengo un testimonio de eso. Se que la obra en el templo es como una credencial que nos permitirá llegar al reino de Dios, se que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es la única que contiene las ordenanzas salvadoras y que tiene la autoridad para efectuarlas, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Amén.”


 


Isabel González de López
MI CORAZÓN EN HISTORIA FAMILIAR | Marzo 27, 2009, Querétaro, Querétaro, México |
“Como Consultora de historia familiar el  Obispo me dijo en una ocasión que quería que le diera una capacitación a él y a los líderes sobre historia familiar pero en computadora. Yo me horrorice por que ni siquiera sabía prenderla, menos usarla, así que poco a poco comencé a pedirle a mis hijos que me enseñaran,  yo tomaba mis notas hasta que aprendí.

En una visita del hno. Alfredo Mirón (Asesor de área de Historia Familiar) a nuestra 2da. Exposición de Genealogía del Barrio,  al ver el trabajo que habíamos hecho me recomendó como misionera de soporte y esa ha sido la experiencia que ha marcado mi corazón en cuanto a historia familiar, ya que he aprendido tanto y agradezco a mi Dios por darme ésta oportunidad de servirle en ésta maravillosa obra.”